COVID-19 Las horas más oscuras

Es lugar común hablar de las “horas más oscuras” cuando las crisis se agudizan en un periodo de tiempo clave. La analogía proviene de la segunda guerra mundial, cuando Winston Churchill, el primer ministro inglés, encabeza el desembarco por Normandía, mejor conocido como el dia “D” para atacar a Hitler y derrotarlo, como finalmente sucedió.

Las horas más oscuras fueron esos momentos de incertidumbre cuando la moneda está en el aire, que estamos totalmente indefensos ante el juego del destino y que nos sentimos impotentes por no saber que va a pasar.

1. El 06 de Mayo el dia “D” para el COVID-19 en México. De acuerdo con las declaraciones del 30 de Abril, hechas por el gobierno  mexicano, este día sería el pico de contagios y a partir de ahí se “pronostica” una caída de los mismos y por lo tanto la salida de la pandemia. No lo creo.

2. Datos duros y certezas más que discursos.– Con Churchill, él tenía la palabra de los norteamericanos de enviar sus fuerzas conjuntas; enviaría él mismo a sus tropas en este momento histórico. Había planeado con sumo cuidado su estrategia, tenía los datos. Lo único que le falló fue el maldito clima que le impidió llevar el desembarco como hubiera querido, pero tenía la certeza por varios indicadores y datos de que así sería. El gobierno mexicano sólo tiene discursos.

3. Datos públicos: ¿Verdaderos o falsos? Los datos con los que se están tomando las decisiones provienen de  dos caminos: unos datos son para el consumo de la sociedad, de las conferencias de prensa y que muestren lo que “queremos ver” Los otros datos son los utilizados para tomar decisiones: comprar ventiladores, comprar mascarillas, compras de pánico a China, etc. Ambos datos se contradicen.

4. ¿Qué pasará si otro día diferente al 06 de mayo suben los contagios? ¿No llegó su día “D”? si esto ocurre, existe la opción de maquillar los datos y tratar de ocultar el avance de la pandemia para justificar sus decisiones y la apertura. Este es el gran peligro: “tapar el sol con un dedo” y evadir la realidad.

5. Generar expectativas y caer en la contradicción solo creará desconfianza. Si López Gatell y el presidente López Obrador decidieron hacer pública está fecha de las horas más oscuras para México, o tienen una razón muy poderosa que lo justifique o bien son ingenuos. Pero lo único que podemos hacer es “confiar” en el gobierno, de otra forma caeremos en el caos y la desconfianza de cualquier decisor político.

En conclusión, me parece un desacierto mencionar una fecha tan precisa como el seis de mayo, cuando los datos con los que se están tomando las decisiones no son precisos, ademas de tener un virus con comportamiento tan errático, que ha demostrado en las últimas semanas aumentar los contagios en Estados Unidos, regresar a China con una segunda ola de contagios y enfermar de nuevo a los coreanos que se habían diagnosticado inmunes después de sufrir la enfermedad. Me parece que la fecha deberá moverse al menos un par de semanas y evitar a toda costa hacerla pública.

México: COVID-19 vs redistribución de recursos públicos

La pandemia ha pegado en México. No obstante, varios gobernadores – Jalisco. NL y Tamaulipas – han tomado como bandera la distribución equitativa de los recursos públicos y sus aportaciones en este momento tan complicado para las finanzas públicas. ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Cómo explicar esta coyuntura?

1. El problema: un estado que centraliza los recursos. Desde el auge petrolero en los años ochenta, la coordinación fiscal recae esencialmente en la federación. Los estados cedieron sus derechos para que les tocara más recursos proveniente del petróleo y por eso el convenio de coordinación fiscal les quitó prerrogativas y les dio la “garantía” de recibir dichos recursos.

2. México sin petróleo. El asunto es que hemos llegado a un punto donde este combustible comienza a escasear y la época de su auge parece estar llegando a su fin. Ello tiene un impacto en las finanzas públicas estatales, ya que verán disminuidas sus participaciones, sobre todo si la crisis de ahogar a Pemex se agudiza en los próximos años como puede preverse por las decisiones que se han tomado.

3. La pandemia COVID-19 abre una coyuntura para que los estados reclamen mayor apoyo de la federación, exigiendo una distribución distinta de lo que aportan a la cuenta pública federal y lo que reciben a cambio. El letal virus es una excusa que les permite a los gobernadores presionar primero por recursos dedicados a la salud, pero también como un cambio en el esquema de redistribución fiscal.

4. Correlación de fuerzas políticas.- A pesar de este deseo ferviente de los dirigentes de los estados, la fuerza de MORENA en la Cámara de Diputados y en diversas cámaras locales, les impedirá cualquier avance en la materia: la federación no soltara el monopolio de sus recursos. ¿Entonces qué buscan?

5. Posicionar el tema del federalismo en la elección intermedia del 2021 sería la respuesta a esta pregunta. SI bien, todo el tema coyuntural se irá al impacto económico que ha sido paralizar la actividad del país, y con ello general desempleo y recesión. El problema de los fondos públicos se agudizara y con ello vendrán recortes a programas y obras públicas locales. Si los gobernadores logran avanzar en este posicionamiento, entonces tendremos una campaña electoral cargada de temas financieros y estructurales.

En suma, los gobernadores buscan ir más allá y romper el cerco informativo y noticioso en que los ha colocado la conferencia matutina del presidente. Me parece que desean convertir un tema propio en una bandera política que aglutine oposición y que, en su caso, pueda ser el detonador de crear una nueva fuerza opositora. Ya lo veremos

COVID-19 vs Política Nacional

El presidente López Obrador dio un discurso el domingo de Ramos, 5 de Abril, tristemente puede ser el discurso de la debacle de su proyecto de país. Me explico por qué.

1. La amenaza de la pandemia COVID-19 pudo ser una gran oportunidad para demostrar el talante de su gobierno, dado que tiene todo el poder – Ejecutivo, Legislativo, Judicial y gubernaturas – pudo encabezar una gran cruzada nacional para evitar que este virus se propagara e impactara la economía nacional y las vidas de millones de mexicanos. La oportunidad se perdió.

2. La negación presidencial o de su círculo cercano ante la pandemia es un reflejo contundente de cómo ven México desde el poder: borroso. La falta de claridad, las ambigüedades en las decisiones, la falta de visión y de miopía en las acciones deforma la realidad que sólo pretenden ver hacia sí mismos: esta entropía del poder es síntoma de la caída.

3. Un malestar silencioso y creciente se cierne por las calles y los rostros de los mexicanos. La mayoría lo dice en susurros, nadie se atreve a decir que fue un error contratar a la izquierda para dirigir México, pero lo es. Este malestar crece de tal manera que el presidente lo percibe y por eso actúa en consecuencia: hay que desviar la atención.

4. Por ello había que dar un mensaje presidencial fuera de toda lógica, a deshoras, a destiempo: hay que romper la rutina de la comunicación para dar un mensaje que distraiga a la población de la amenaza inminente e imposible de detener.

5. El desastre después del Tsunami. Tendremos que esperar a ver el resultado de las decisiones que ha tomado el presidente en materia económica y política. Por ahora, mientras vemos el mar en picada que augura tormenta, solo resta esperar cual será el impacto de esta situación inédita que el gobierno mexicano no ha sabido aprovechar.

En suma, el COVID-19 no dejara de impactar la política mexicana, de seguro tendremos que ver mucho más adelante

El Escándalo (Bombshell)

Ver juntas a Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie ya es un gran logro, pero verlas actuando en El escándalo, como se hizo traducir este docu-drama o una película documental. Esta cinta que podemos decir fue uno de los detonantes de lo que después se convirtió en el escándalo de redes sociales:  #metoo o del acoso sexual para las mujeres en Hollywood y en los medios de comunicación.
Este no es un documental, pero también es ficción , ya que narra la historia de Gretchen Carlson (Protagonizada por Nicole Kidman) golpea al fundador de Fox News, Roger Ailes, con una demanda alegando acoso sexual, nadie podía predecir lo que sucedería después. Su decisión lleva a la corresponsal de Fox News, Megyn Kelly (Charlize Theron), a presentar su propia historia, así como a muchas otras mujeres dentro de la cadena.
Realmente se trata de un duelo de actores. Es una combinación entre buscar ser la mejor en pantalla, con estas tres actrices que comparten los créditos, pero en lo personal creo que el personaje de Roger Alies, que encarna John Lithgow, me parece espectacular, por que él es el centro del filme, en torno al cual giran las acusaciones, los recuerdos, el problema en si mismo. Su actuación es fantástica, la manera en que toma el personaje y se mofa de él.
Esta película parece una respuesta de Hollywood contra Fox news. Hay un tremendo contenido político anti-Trump, en pleno año de elecciones en Estados Unidos, así como una mofa en su contra, que poco a poco se desvanece para dar paso al hostigamiento sexual en las oficinas de esta empresa que siempre ha apoyado al actual presidente norteamericano.
Me sorprende que en ningún momento se oculten los nombres de los implicados, o se modifique la marca – Fox News – y que se ventile abiertamente lo que sucede en ella. 
Creo que el director Jay Roach, ha sabido manejar cuidadosamente los egos de estas tres mujeres – a quienes solo se les ve juntas en un elevador, por unos cuantos segundos – pero que después cada una asume su rol en la pantalla por separado. Esta “separación” física, también demuestra una división en sus roles y tal vez en sus celos profesionales entre una y otra.
Finalmente, para quien no ha tenido contacto con el fenómeno publicitario del #metoo y el valor que tuvieron las mujeres que han sufrido actos de molestia sexual en sus zonas de trabajo, esta cinta es un excelente ejemplo de ello que merece ser transmitida en muchos lados para impedir que esto vuelva a suceder. Muy similar a la nueva serie de Apple TV, The Morning Show que protagonizan Reese Whiterspoon y Nicole Kidman. Ojala y llegue al público que pueda comprender y evitar lo que ha se ha hecho por mucho tiempo tanto en los medios de comunicación, como en las empresas y el gobierno. Enhorabuena por este esfuerzo de las tres actrices de Hollywood.

1917

El director Sam Mendes no es uno de mis favoritos. Después de sus películas 007 Spectre (2015), Skyfall (2012) y su debut con American Beauty (1999), no podría decir que me encantan sus películas, pero debo reconocer que en el caso de 1917 sí lo es, por que la película es simplemente magnífica
Por las siguientes razones:
El guion es tradicional. Es un camino lleno de obstáculos que ambos personajes deben atravesar para lograr su objetivo. ¿Les suena conocido? Lo hemos visto en infinidad de cintas, desde ciencia Ficción (Star Wars) hasta aventuras (Dr. Doolittle o Cazadores del arca perdida), así que no nos debe de extrañar, lo importante aquí es cómo se cuenta la historia.
Para empezar los primeros minutos de la cinta nos sacan de la jugada: entra de lleno a la acción. Posteriormente hay giros de tuerca extraordinarios en cada uno de los personajes. Cuando ya uno piensa que ha entendido a uno de los personajes hay un cambio drástico en la trama.

En la manera de contar también nos encontramos con la producción. Hay un cambio en la escenografía impresionante, además de cuidar cada detalle de la primera guerra mundial: botas, cascos, rifles, etc.

Todo ello habla de la meticulosidad para generar esta producción.
En este punto vale la pena agregar varias secuencias bélicas. Una de ellas es la persecución nocturna que se hace del personaje, cuya fotografía es magnífica y que se ubica en las ruinas de un poblado. Una siguiente secuencia tiene que ver con la pelea en el aire de los aviones de combate de aquellos años y su vinculación con la cinta. Ambos elementos son dignos de analizarse y estudiar tanto la fotografía como su impacto en la historia misma.

Ya he comentado el caso de la fotografía, pero no me parece suficiente. El plano secuencia que usa Mendes, es impresionante. Hay muchas secuencias que pueden llevarse varios minutos usando esta técnica y que toma así la óptica de los personajes. De igual forma, el movimiento de la cámara detrás de los actores, en diversos momentos y situaciones es realmente impactante, ya que provoca una profunda inmersión en la cinta, el sentimiento y la producción de aquella guerra fatídica.

El otro elemento es sin duda la banda sonora. Y para ello, permítame darle un ejemplo, aunque toda la película contiene una edición sonora y una pista increíble, me parece que el momento más revelador surge cuando el protagonista escucha una voz que canta en el bosque y poco a poco se adentra en el, hasta encontrar el origen del sonido para maravillarse – al igual que el espectador – de una escena inusual y hasta poética que conjuga música con la tremenda verdad de aquel episodio bélico. Ahí se lo dejo para que lo disfrute

Finalmente me quedan los actores, George Mackay y Dean Charles Chapman, ambos desconocidos para Hollywood pero con amplia trayectoria. Por ejemplo Mackay ha actuado en Capital fantástico (2016), Secretos Ocultos (2017) y Orphella (2018) entre otros. Dean Charles, lo vimos recientemente en la cinta de Netflix: el Rey (2019) y participio también en Juego de Tronos. Esta dupla de actores hace que la cinta sea magnífica, sobre todo por que en ellos recae todo el peso de la historia, que viene soportado por grandes figuras como: Colin Firth y Benedict Cumberbatch.

Creo que 1917, será una gran favorita para el premio oscar. Al menos lo es para mí, la recomiendo ampliamente.

Dr. Dolittle


La versión más reciente de este doctor de animales es una extraordinaria adición a este mundo fantástico. Quizás lo más relevante es el cambio de actor, al pasar en primer lugar de Rex Harrison (1967), luego Eddie Murphy (1998, 2001, 2006), y Kyla Pratt que funge como su hija (2008). Ahora regresa con el extraordinario Iron Man, el buen Robert Downey Jr. Quien interpreta al doctor casi en retiro que vive en una casa llena de animales a los cuales entiende.

Sin duda, esto es de lo más relevante por la fama que tiene el actor entre los niños que siguen sus aventuras como super héroe – Iron Man – y en la reciente saga de Avengers. Tony Stark ahora vuelve con una aventura mágica, llena de colores y sabores inusual, aplicando la nueva tecnología para que los animales cobren vida y sean casi humanos, por las voces de actores como Rami Malek, Emma Thompson, Tom Holland y Selena Gomez entre muchos otros.

Destaca también la presencia de Antonio Banderas como el villano de la cinta. En una especie de aventura en el mar y buscando una cura para salvar a la reina de Inglaterra, este doctor de animales se embarca con su séquito de animales: una guacamaya, un oso polar, un orangután y uno que otro animalito del reino de los ratones.

Se trata de una extraordinaria apuesta al humor involuntario, combinado con la aventura y la fantasía. Creo que Downey Jr está sobre actuado, pero que podemos esperar si se trata de divertir a los niños. Lo mejor sin lugar a dudas son las “actuaciones” de los animales: patos, perros, osos, ratones, etc. Todo ello combinado con un Robert Downey en su máximo esplendor. No podemos decir lo mismo del reto de los actores, pero si hay un extraño vinculo con todo el mundo que gira a su alrededor y que promete una aventura mayor.

Parásitos

Mi primer acercamiento con  Bong Joon-ho, el director de esta película, fue con la cinta Ice Breaker, en español El expreso del Miedo (2013), debo decir que me encantó, es una marcha frenética hacia el desastre, después de que un virus infecta un tren y va ocupando vagón por vagón, los sobrevivientes luchan por salvarse. Nos tiene en una tensión constante.
Por eso, cuando me enteré que su reciente cinta Parásitos (2019) estaba nominada al Oscar como mejor película extranjera, no lo dude ni un momento para acudir a la sala a verla. No me decepcionó-
Bong sigue con su misma calidad y originalidad. En Parásitos (2019) nos mantiene al borde de la butaca, con lo que pareciera ser una situación cotidiana, incluso normal que puede suceder en cualquier casa coreana e incluso mexicana, con las personas que le ayudan en casa: los maestros privados que dan clases extras a los hijos; la señora que ayuda con la limpieza y el chófer.
Resulta sorprendente como este tipo de normalidad se ha convertido en la moda de las mejores películas extranjeras, recordemos el año pasado con Roma, era una historia simple de una familia Mexicana que se complica con el paso del tiempo. Lo mismo sucede con Parásitos, aparenta ser una historia normal, pero todos intuimos en el fondo, que la alegría no puede durar para siempre y que tendrá un costo las acciones de los protagonistas.
Me parece que Bong ha retratado con gran maestría a la clase baja de su país – Corea del sur – y a la clase alta. Ha colocado las piezas en su lugar correcto. Una fotografía impecable, la selección de la banda sonora y de cada una de las pistas donde se coloca la acción es perfecta.
La misma locación, es decir, la casa es un personaje en sí mismo de toda la cinta y por supuesto, tiene un guion original e innovador que ha buscado explotar de la mejor manera con los actores locales. Yo no puedo hablar de las actuaciones por que no conocía a ninguno de los actores, no creo que sean noveles, pero me parece han interpretado sus roles con gran experiencia al grado de transmitirnos la sensación de angustia o ansiedad que sentimos cuando miramos las distintas secuencias que tiene la película.
No cabe duda que nos atrapa desde el primer momento. Aunque en un momento llegue a pensar que podría distraerme, en la siguiente escena todo cambió hasta que adquiere un ritmo igual que la del tren rápido contaminado con un virus, es una marcha de acontecimientos sin parar que llegan a un clímax y un desenlace inimaginable, al menos para mí.
Después de ver tantas películas de Hollywood y encontrarme con tantas decepciones en el 2019, me parece que Parásitos rescata el año. Espero que así sea y tengamos más de Bong Joon-ho y de su cine en el futuro. Usted dirá.

El buen Mentiroso


Yo no daba un peso por esta película. Lo más valioso eran las actuaciones de Helen Mirren (Catarina la Grande, 2019; Anna: el peligro tiene nombre, 2019; Red, 2010; Rapidos y Furiosos Caligula, 1979) y Ian Mackenan (El señor de los anillos 2001; El Hobbit, 2012; X-Men, 2000, El Código DaVinci 2006), cuyo trabajo he visto en otras cintas. Pero llamo mi atención el título pero nada más. Aunque la película me sorprendió gratamente sobremanera.
Puedo llegar a entender que gran parte de su éxito se debe al excelente guión y al formidable giro de tuerca que tiene la historia. Pero a ello se le combinan tres cosas al menos: una es el manejo de los actores por parte del director, quien sabe como utilizar la imagen de Helen Mirren y de Ian McKellen en la pantalla, también es una sorpresa ver a Russell Tovey, como el nieto de Mirren, a quien hemos visto en varias series como Years and Years y Being Human, con esta participación su carrera se lanza a las nubes, al lado de dos grandes actores.
Un segundo elemento es el impecable diseño de la ambientación en todos los lugares donde toma lugar la acción: Berlin, LA, me parece un elemento maravilloso y revelador como van construyendo a lo largo del tiempo, la historia de cada personaje y la actuación de los mismos un poco de la trama hasta llegar a la conclusión final.
Por último, sin duda el director Bill Condon, hace alusión a su experiencia dirigiendo la Bella y la Bestia (2017), el quinto poder (2015) La saga de Crepúsculo (2011), y la serie Twilight (Dimensión desconocida) para llevarnos de la mano hasta donde quiere y darnos  un toque maestro para cerrar su cinta.
Sin duda, no será una película que gane muchos premios Oscar, pero la actuación de ambos y su perfecta construcción en la pantalla la hacen una delicia para el espectador. Si no la ha visto, vale la pena disfrutarla cuando llegue a la pantalla chica o si todavía la alcanza en el cine, vaya de inmediato antes de que la retiren de exhibición.

Star Wars Episodio 9. The rise of Skywalker

Yo esperaba más de la última entrega de la saga de la Guerra de las Galaxias. Pienso que si tuvieron dos años para hacerla, pudieron diseñar con mayor cuidado los elementos que poner y quitar. No puedo decir que me encantó y que en una calificación máxima de 10 puntos, yo le daría un siete sin dudarlo y hasta seis. Me pareció regular y digo por que.
1. Creo que es un excelente collage de los momentos más impactantes de las otras películas, repite mucho las partes del guión. El malo Sith qué suponíamos muerto, su carga eléctrica. Otra forma de hacer estrella de la muerte con un super cañón; el robot que tiene el mensaje que puede revelar el misterio, la rebelión en riesgo, el regreso al desierto – ver el Regreso del Jedi – un entrenamiento hacia el lado oscuro, etc, etc.
2. Sin temor del spoiler, sucede lo mismo que en otras cintas: una gran batalla galáctica y cósmica que al final  terminan ganando la rebelión. Esa lucha contra lo imposible que se hace posible.
3. Nada de actuaciones decentes, nada de música deslumbrante, nada de efectos especiales innovadores. A pesar de tener TODA UNA GALAXIA o un universo completo para explorar otras opciones de guiones o escenas que le pudieran dar sentido a esta misión: NO. Regresamos a un mismo refrito de siempre.
4. Adiós originalidad arriba la copia. Es cierto que no esperaba que Riley fuera hija de Palpatine, (no es spoiler, lo sabíamos desde la publicidad) pero este hecho combinado con el lado oscuro y con la fuerza me llama poderosamente la atención, me recuerda a los midiclorianos de las precuelas anteriores de la saga – Recuérdese a Liam Neeson – pero no tiene nada de innovador verla ahora.
5. ¿Podrá renacer Star Wars? Después de este último intento ¿veremos una nueva película? ¿Hacia donde se dirige esta saga? Supongo que mucho nos lo dirá la nueva serie televisiva que aparece en Disney*+ en estos días, con la historia del caza recompensas Boba Fet, pero fuera de eso, no tendrá la gloria que los años setenta.

Me temo que acabamos de presenciar el fin de una era. Aún no encuentro alguna cinta que tenga el nivel de emoción o calidad que tuvo la guerra de las galaxias y que marcó la vida de una generación de personas, incluido yo mismo, y que anhelábamos buscar o saber más de la misteriosa Fuerza que nos rodea a todos. El tiempo dirá.

Un día lluvioso en Nueva York

No soy especialmente fan de Woody Allen, pero me sorprende que cada año sale con una nueva película, su producción es impresionante. Su estructura ya la conocemos todos: un actor alrededor del cual gira toda la historia, múltiples historias que lo envuelven, personajes bien diseñados, misteriosos, con problemas emocionales y todo alrededor de un lugar: Roma, París, Nueva York. En un momento especialmente problemático, crítico para el actor central. No es spoiler, así lo hace Allen.
Debo confesar que la primera parte de la cinta siempre me da un poco de sueño, flojera diría, por que Allen parece querer empezar con lentitud hasta que toma un ritmo vertiginoso que nos lleva a una conclusión inesperada.
En el caso de Un día lluvioso en Nueva York, la cinta contiene todos los elementos antes dichos, así como un elenco de primer nivel: el débutante: Timothee Chalamet (Llamame por tu nombre, 2017; Beautiful Boy, 2018; LadyBird, 2017; King, 2019 en Netflix) la maravillosa Elle Fanning, la cantante Selena Gomez, Jude Law y Lieve Schereiber, que ya aparecen cotidianamente con Woody Allen, así como el mexicano Diego Luna, Rebeca Hall y la despampanante Olivia Boreham-Wing.
Frente a esta multitud de actores, no puede dejar de pensar que les va a tocar unos breves minutos para que aparezcan en pantalla, pero no es así, todos salen y todos aportan a la historia, para que lleguemos a comprender el entramado psicológico que trae Woody Allen en su cabeza y sepamos que nos quiere transmitir.
No lo sabemos todo. Lo intuimos conforme avanza la cinta, pero hasta que hemos terminado y aparecen los créditos es cuando comprendemos qué fue lo que pasó frente a nuestros ojos y que nos ha dejado pasmados por un buen rato. Me parece que con Allen, debemos ver las películas dos veces, para entender cada escena, cada secuencia y cómo se eslabona uno con otro a lo largo de la historia y del tiempo.
Creo que esta última cinta es cumbre en la experiencia y en el tino de este maravilloso director, que no ha sido justamente premiado por la Academia de los Oscares y que ha tomado un camino independiente, lucrativo y hasta interesante por hacer el cine que quiere y transmitir el mensaje que le gusta. Ojalá veamos más de Allen en el futuro, aunque nos repita la estructura pero que cambie el guión, la ciudad y hasta los actores.

#México #CINE #Actualidad #meditación #política