Toy Story 4

Hablar de las películas de Toy Story es recordar a Steve Jobs. ¿Por qué? Pues nada menos por que fue él uno de los iniciadores de este concepto. Según consigna en su reciente biografía Walter Isaacson, fue Jobs quien invirtió en Pixar cuando nadie más quería hacerlo, y él mismo se encargo de visitar a John Lasseter – director de la primera película – para decirle que le gustaba y que no le gustaba del guión de las secuencias de la cinta en la que estaba invirtiendo. Posteriormente, cuando despegó sola Pixar, Jobs dejó a un lado la inversión pero su amistad con la empresa continuaba.
 Ese genio creativo del inventor de Apple se encuentra en los orígenes de esta historia.
Esta por demás hablar de los personajes, Woody, Boo, BuzLightyear, etc que se encuentran en la mente de todos, sólo me queda comentar esta última entrega que nos regala su nuevo director: Josh Cooley, y digo esto por que normalmente Lasseter era el encargado de darle vida a sus personajes, pero ahora Cooley retoma esta marca y lo hace espectacularmente.
Para quien no recuerda a Josh Cooley,  le puedo decir que es el genio que inventó y dirigió “Intensamente “(Inside Out, 2015), sí en efecto, quien nos presento a Abril y alegría y otros tantos  personajes fue el encargado de dirigir esta magnífica entrega.
Normalmente no comento películas infantiles, pero en esta ocasión debo hacer una excepción por que Toy Story no deja de sorprenderme. A pesar de ir ya en su cuarta entrega no ha perdido el ritmo. No se ha vuelto un cliché, no tiene datos cansados ni las mismas historias.
Lo que más me sorprende de Toy Story es que se renueva en cada entrega. Cuando pensé que Woody y los juguetes estaban perdidos ya que Andy había crecido, llegó Bonnie y les dió nueva vida y dos películas. Es increíble esta manera de darle la vuelta a los guiones para que siguen produciendo toneladas de dólares a costa de los padres de los niños.
Esta cuarta cinta no es la excepción. No le voy a arruinar contado la historia ya que mucha de ella puede verla en el trailer que la promueve, pero si debo decirle que de nuevo es una aventura completa, con nuevos personajes en problemas – forkie – y con la enseñanza de la lealtad hacia la persona y los amigos.
Seguro dirá que entonces sí la historia se repite. Sigue un patrón ciertamente, contiene elementos clave – el rol del héroe – que no dejan de estar presentes, pero me parece que el sentido humano y personal e íntimo de acercarnos a los niños se sigue renovando en estas cintas.
La animación es impecable como siempre, la historia se cuenta sola pero desconocemos el final hasta que llega. Creo que Toy story no solamente nos divierte sino que revive la saga y le aporta una gran dosis de humor y de diversión a nuestra entrada al cine. Si Jobs viviera estaría muy contento con su inversión.

Hotel Mumbai: el atentado

Yo escuche la noticia del atentado hace once años. Me llamó la atención y pude ver con tristeza cómo tan bello hotel se venía abajo por el incendio, además de estar de nuevo enfrentando la época del terrorismo que había empezado en el 2001 con los atentados contra las torres gemelas del 11 de Septiembre.

Esta cinta dirigida espléndidamente por el novel director Anthony Maras, nos lleva poco a poco a entender lo que ocurrió en aquel sitio. Basado en el libro de Victoria Midwinter es perfecto, logra enlazar la figura de los terroristas con las de los secuestrados y nos envuelve paulatinamente en los hechos.
Es un thriller tanto de suspenso como de acción trepidante. Sin embargo, lo que más llamó mi atención ha sido la manera tan sutil en que el director nos va envolviendo en esta trama y nos lleva de la mano hasta el clímax que puede mantenernos al borde del asiento, lo cual en estos tiempos es difícil de lograr.

Para escapar un poco de las típicas películas de Hollywood, la moda de los superheroes y villanos, ver esta refrescante cinta en la India, con actores de gran calidad y una producción espléndida es un acierto.
Conocimos a Dev Patel en Quisiera ser millonario (Slumgdog Millionaire, 2008), que lo lanzó al estrellato junto con Freida Pinto. Ha tenido papeles interesantes en el exótico Hotel Marigold (2011), pero más recientemente en Camino a Casa (2016) y en una brillante actuación en El Hombre que conocía el infinito (2015), ahora su desempeño en Hotel Mumbai: el atentado, es realmente espléndido.

Patel se coloca como el actor central alrededor del cual giran varias historias, todas ellas vinculadas con este suceso. Pero sobre todo podemos ver la valentía y el arrojo de los empleados de aquel hermoso lugar de descanso y como lograron salvar a muchos de sus huéspedes a costa de su propia vida.

Me parece también importante las actuaciones de la bella Nazanin Boniadi y del norteamericano Armie Hammer, que luchan por salvar a su pequeña hija recién nacida. Creo que la parte actoral está plenamente cubierta y se desempeña extraordinariamente. Pero la producción es espectacular. Lograr recrear el hotel, las calles, los terroristas es un  acierto por parte del director y de quienes lo apoyaron en esta apuesta.
Finalmente, creo que es una película extraordinaria en todos los sentidos. Si bien no he comentado la música ni la fotografía, por que me parece más relevante destacar el guión y la secuencias de acción que nos llevan al suspenso y la incertidumbre de cómo se podrán resolver estos hechos.
Por ello,  no deje de verla y cuando lo haga verá por si mismo que se trata de una buena película para el 2019.

Hombres de Negro: Internacional

Cuando vi hombres de negro hace más de veinte años me encantó. La actuación de Tommy Lee Jones, se convirtió así en uno de mis actores favoritos. Su seriedad y humor negro le dieron una elegancia característica a estas cintas. La mancuerna con el joven Will Smith, los hizo también merecedores de tres largometrajes que le dieron a la franquicia vida por varios años.

El regreso de esta serie con una nueva aventura: Hombres de negro: internacional, nos trata de regresar a ese tono de aventura con los extraterrestres, aunque a mi juicio no lo logra. Esta nueva entrega tiene cosas interesantes y entretenidas pero no le llega a los talones a las anteriores películas. Sin duda,  incluir a Liam Neeson y Chris Hemsworth la convierte en un éxito en taquilla; los dos son reconocidos actores y su desempeño en la pantalla grande está comprobado.
Sin embargo, se olvidan de la mancuerna Will Smith – Tommy Lee Jones que fué la que logró una química envidiable que le dió el éxito a la serie. Se hace un intento de introducir al género femenino – women power – con Tessa Thompson como compañera de Hemsworth, el llamado agente H, curiosamente también con H. Pero no hay química entre ambos. Las bromas no funcionan y se les ve separados sin armonía.

La que destaca a todas luces es Emma Thompson, la entrañable y seria agente O, que le da un aire del pasado a esta nueva temporada. Pero fuera de eso no hay nada que destacar. Los efectos especiales que en su momento fueron innovadores, hoy en día son algo común. Ya sabemos que se hacen amigos de alguna mascota extraterrestre (¿recuerdan al perro Pug que hablaba? ), pero no hay originalidad , ni intriga, ni acción, ni nada nuevo que no sepamos.

En suma, me parece una película cumplidora. Me divertí, me hizo reír, regresaron viejos recuerdos de las anteriores, pero no voy a mentir. Si no la ve, no se va perder de nada. Eso si, no deje ver los hombres de negro 1, 2 y 3. Para qué note la diferencia.

Avengers: Fin del Juego

Después de que nos dejaran picados con la anterior cinta: Avengers Infinity War, la última entrega de los hermanos Russo era una de las películas más esperadas. Sin duda, es el reflejo de la industria de Hollywood, que ahora hace películas en pedazos, como capítulos de libros, que luego vende poco a poco a su gran público. El problema de esto es justamente la calidad de lo que se vende.

Esta película de Avengers: fin del juego, es la peor de todas. Y lo digo por tres razones importantes:
1. La duración de 182 minutos.- me parece exagerada una película de acción que dure tanto tiempo (¿Le invertimos tres horas de nuestra vida a ver qué paso con los super heroes? ) Los pequeños disfrutaron y sufrieron todo  este tiempo. Hay diálogos y escenas que pudieron recortarse, yo creo que la película ya quería salir y no hubo edición, se puso toda la cinta del director y listo. Fácilmente le podríamos quitar una hora de diálogos, saltos, piruetas y sobre todo de escenas de películas pasadas que ya sabíamos que podrían aparecer aquí de nuevo. .
2. Los actores.- Brie Larson, la capitana Marvel, quien en lugar de brillar, parece ser una comparsa de tres minutos para todo el elenco. Los héroes no aparecen como debieran, sino “mas humanos” borrachos, gordos, deprimidos, miedosos, infantiles, alocados. No sé que hubieran pensado los niños de haber visto un Hulk con la cara tierna de Mark Ruffalo hace diez años, cuando empezaron estas películas. No hay actuación, solo  ensayos. No se ve la prisa, el dolor, la angustia, sólo conversaciones y sermones sobre la vida. Es una pena o un desperdicio de los actores.
3. El guión.- yo no soy fanático de los Comics, tal vez por eso no puedo entender una narración tan simple. Pienso que de haberlo leído antes en algún libro o en una historieta hubiera dicho que aburrido, qué predecible. Pero el blindaje de la mercadotecnia, de los avances del cine, lograron componer todo y vendernos una historia que compramos aunque fuera mala, ilógica y poco creíble.

Sin adelantarle nada al respecto de lo que ocurre, creo que la mitad de la película, después del minuto 90, se vuelve más interesante y dinámica. La segunda parte  es bastante buena; aún tengo mis dudas sobre el final y la eterna pregunta, si el universo marvel se acabó aquí o vienen otras películas sueltas o secuencias de esta forma de hacer negocio con el cine.
Es una pena que la figura e imagen de los super héroes se halla mal utilizado con estos fines comerciales. Esperemos que ahora si llegue un buen cine de acción, entretenido, con humor y con un buen guión o argumentos. Mientras tanto nos tenemos que recetar esta cinta de tres horas.

Misión Submarino

Gerard Butler es uno de mis actores favoritos, pero cuando supe que iba a compartir créditos con Gary Oldman y con Linda Cardellini seguramente sería una buena película y así fue.
El género de las cintas de guerra ha venido a menos para nuestra fortuna, ya que no vivimos más en la guerra fría o en los albores de la segunda guerra mundial. A pesar de ello, las historias que combinan la lucha de poder político junto con los espías y la maquinaría bélica que hay detrás sigue fascinando al gran público.
El guión de esta película busca regresar a esa temática y nos ofrece una novedosa cinta de acción, que combina la conspiración política con el valor humano, la lucha y estrategia bélica con el compromiso por la patria. Creo que la película bien nos entrega varias lecciones acerca de la lealtad, el honor y el compromiso.
Además de tener un buen guión, Misión Submarino contiene una excelente manufactura de efectos especiales, combinado con escenas de acción tanto en tierra como en el mar. Creo el director sudafricano Donovan Marsh cumple con su cuarta película y le da una gran oportunidad para colocarse como uno de los próximos directores de cine que pueda regresarnos al cine de acción de alta calidad.
Ya comente que los actores son de primer nivel, esta es una gran fortaleza de misión de submarino, me parece que Gerard Butler está excepcional en su papel ya que liderea el reparto y además logra transmitirnos el liderazgo que tiene que ejercer en la tripulación de su submarino. El buen Gary Oldman no se queda atrás, al contrario, hace un extraordinario papel de burócrata empoderado y tiene en sí mismo que reconocer sus decisiones políticas.
Esta película estuvo muy poco en pantalla grande, tal vez una semana, tuve que verla en línea lo que lamento profundamente por que la experiencia habría sido mucho mejor y totalmente diferente en la gran pantalla, pero aún así la recomiendo ampliamente.

Green book: Una amistad sin fronteras.

Normalmente no soy de la misma opinión que la academia que entrega los premios Oscar en Hollywood. Me da la impresión que se guía por intereses políticos para enviar un mensaje, o bien por cuestiones económicas para fortalecer su industria. También no debo negar que me hubiera gustado mucho que la cinta de Alfonso Cuarón, Roma, se alzara con la victoria y se convirtiera en la mejor película del año.
Pero es que no había visto Green book hasta este fin de semana y debo reconocer que en efecto es la mejor película del 2018. También mencione en su momento que la cinta en honor a Freddy Mercury estaba entre mis favoritas y creo que ha ganado merecidamente algunas estatuillas que reconocen la edición y la mejor actuación con Remi Malek, aun así, creo que Green book es la mejor película del momento.
Y lo digo por que es una cinta que logra el equilibrio en todos sus elementos. Para empezar con sus dos actores: Mahershala Ali y Viggo Mortensen sus actuaciones son impresionantes. Mahershala Ali encarna al pianista de color, Don Shirley y le da una frescura sin igual, una frialdad y un valor pocas veces visto. Aunque ya es un actor experimentado y quien hace dos años ya había recibido nominación por su trabajo en Luz de Luna (2016), ahora se corona con este gran éxito.
Pero el que más  sorprende es el notable Viggo Mortensen, quien no lo recuerda como el formidable Aragorn en la serie de cintas de El señor de los Anillos y recientemente en Capitán Fantástico (2016), ahora su interpretación de Tony Lip, un Italo-americano, lo hace simplemente formidable. No solo adopta su lenguaje, sino sus posturas y ademanes rudos y maleducados. Hay quienes lo ven sobre actuado, pero a mí me parece que hizo justo el papel que tenía y debía hacer.
Esta pareja de actores permite que la cinta gire a su alrededor, en sus diálogos, en su historia, en su vivencia  basada en su propia vida. Otro aspecto es la música, que sin duda juega un papel preponderante al ser un pianista talentoso y hasta genial, pero quizás lo que más llamó mi atención fue la ambientación. El diseño de vestuario y de escenografías que nos remiten a los años sesenta es asombroso; recordar viejas marcas, ver las calles, los autos, la ropa de las personas etc. Todo cuidado al detalle  para hacer destacar a los actores y sus diálogos.
Al final he dejado el guion por que me parece central reconocer que es una historia circular, cierra por todos los ángulos, cuida todos los detalles que vemos desde un principio y que les da un final muy concreto: el de una película al estilo feel good movie, para hacernos sentir bien y salir de la sala resueltos, descansados y felices por haber elegido esta cinta.
Creo que el director Peter Farrelly y la producción de Octavia Spencer hicieron una gran mancuerna y lograron un resultado sumamente positivo. Me alegro de que Hollywood no se fuera por las películas taquilleras de manufactura dudosa, sino que busque impulsar el arte y generar buen cine. Claro que me hubiera gustado ver a Roma en este lugar, pero la experiencia actoral de Mahershala Ali y Viggo Mortensen no se compara para nada con Yalitza ni con Marina, los años que llevan haciendo cine y la carrera de estos actores de Hollywood también debe ser reconocida y valorada.

En suma, si bien la cinta tiene un fuerte contenido político por que sigue refiriéndose a la discriminación racial, a esa vieja herida que sigue doliendo en el corazón del norteamericano, no por ello deja de contar una historia simple pero potente y advertirnos de la tolerancia – en estos tiempos tan intolerantes – y donde se busca premiar la amistad y los valores como la lealtad y el amor. Si no la ha visto, no debe perdérsela y ahí entenderá por que se llama el libro verde.

La venganza de Liam Neeson

Normalmente las películas de Liam son un éxito. Desde que lo vimos debutar en la Lista de Schindler de Steven Spielberg, su carrera ha sido en ascenso. Recientemente sus cintas de acción: Búsqueda Implacable le han dado un giro a sus personajes, pasando de lo dramático a la acción. Posteriormente lo hemos visto en Pasajero (2018), Sin escalas (2014), Un paseo entre tumbas (2014) Un día para sobrevivir (2011), por mencionar algunas, donde su actuación ha sido impecable.
La venganza (2019) es la excepción.
Esta película puedo decir que es la peor de su carrera a la fecha. Uno puede decir que hay películas malas o regulares, pero esta es una pésima cinta de este maravilloso actor. Liam se observa sobreactuado, no hay dolor, no hay acción, sino aparente ingenuidad y hasta malicia en cierta medida. ¿Cómo un nombre “normal” que ha sido premiado por su desempeño se atreve a matar a sangre fría?
No sé si por vivir en las montañas nevadas de Estados Unidos forja a las personas que sean de esta manera, pero me parece un error del guión. En las películas de búsqueda implacable, entiendo que al afligido padre, ex militar de la CIA, es decir, perfectamente entrenado le podría dar cualquier cosa por matar, pero a un conductor de un camión que quita la nieve no es así.

Por lo demás, hay dos cosas que valen la pena de la película: los maravillosos paisajes nevados, retratados con maestría por la fotografía de esta cinta y el automóvil Tesla de color rojo que aparece en varias secuencias, dado que es de las primeras veces que vemos a esta famosa marca de automóviles eléctricos aparecer en la pantalla grande, creo que es lo único que merece la pena destacar de la película

Los otros actores, el guión predecible  y un falso humor negro hacen que esta película sea aburrida, ilógica y hasta lenta en exceso. Todos sabemos  lo que va a ocurrir al final y vemos que al pobre Liam, sin entrenamiento alguno, solo recibe algunos rasguños.
Me temo que debo advertirle que perdería su tiempo y dinero si asiste a la sala a verla, si le regalan el boleto tal vez valga la pena aprovecharlo para ver el Tesla;  queda registrado que cuando termine de verla escuchará en su cabeza un “te lo dije” y tal vez salga de la sala desencantado y hasta crea que Liam se vengó de todos nosotros, por que solamente su prestigio y carrera es lo único que parece venderse de esta cinta.

Alita: Battle Angel

El ya conocido director Robert Rodriguez, quien tiene en su haber mas de 35 cintas de acción, entre las que destacan del Crepúsculo al Amanecer (1996), Ciudad del Pecado (2005) (2014), El mariachi (1992), la balada del pistolero (1995) y varias de mini espías (2001) (2003), etc, no deja de asombrarnos con esta nueva película de animación basado en el Manga GUNM.

Sin duda Alita o Battle Angel tiene muchos ángulos por los cuales debería analizarse. El primero, es justamente la tecnología. La creación de esta mujer guerrera es perfecta, notamos con claridad que no se trata de un ser humano, es un robot realizado al máximo detalle. Sus expresiones faciales son realmente impresionantes y el grado de perfección con el que se realizaron las secuencias de acción no deja de sorprendernos.
De igual forma, es una cinta que debe verse en 3D. Aquí he dicho muchas veces que esto es producto de la mercadotecnia y no existe una diferencia sustancial, en el caso de Battle Angel si me parece que hay otra tecnología que permite observar con mucha claridad este efecto. Incluso si se quita uno los lentes – que ahora cuesta la renta $3 – puede ver las imágenes distorsionadas y no como en otras ocasiones que ve uno la sombra el halo que rodea a los actores.

Además de la tecnología está un guión extraordinario basado en el manga de Yukito Kishiro. Debo confesar que yo no sabía de la existencia de Alita, ni tampoco de su historia en el manga- me quedé en las historietas de Marvel o de Walt Disney – pero en este caso, la adaptación de Rodríguez es maravillosa, hay una buena cantidad de acción pero que se combina con la aventura y el romance adolescente. Sin duda, este equilibrio es lo que permite que la cinta sea casi perfecta.

Por otro lado, los actores secundarios, que en este caso son humanos como el experimentado Christoph Waltz, quien aparece en 007 Spectre (2015), La leyenda de Tarzan (2016) entre otras; la maravillosa y elegante Jennifer Connelly (Destinos opuestos, (1991); Una mente brillante (2001), Spider Man regreso a casa (2017) y el omnipresente Mahersala Ali, a quien comenzamos a ver en su extraordinario papel en House of Cards, ahora en True Detective, y recientemente en Green Book: una amistad sin fronteras (2018) y en Luz de Luna (2016). Este conjunto de actores es un claro mensaje del peso que le tienen que dar cada uno de ellos en su caracterización.

Sin lugar dudas la música, la ambientación, que ahora no es una ciudad oscura, sino brillante y llena de vida, la lucha de clases, el mensaje de amor y de aceptación y tolerancia sin importar si eres robot o humano, nos dejan un buen sabor de boca en esta maravillosa película de ciencia ficción.

Hay aspectos que no dejan de llamar mi atención, que bien podrían sonar a spoiler (puede omitir este párrafo), pero que aparecen irremediablemente en este tipo de cintas como aquel bar de forajidos – ¿Star Wars? – donde se va a reunir Alita, o bien aquél juego espacial al que todos son adictos ( ¿TRON? ¿Ready player one? ) y que aún con toda la  tecnología  que tienen deciden ir a verlo en persona en un gran estadio.

Creo que es una de las mejores cintas de acción del año, habrá que ver si el próximo estreno de Star Wars la desbanca, pero mientras tanto puede ocupar el podio y debe verse en el cine, no se la pierda.

La gran aventura Lego 2

Quiero imaginarme hace años cuando el CEO de Lego le presentaron la idea de hacer una película para posicionar la marca de la compañía; seguramente él pensó que sus asesores de mercadotecnia estaban locos. Ahora, a la vuelta de los años, una de las marcas más posicionadas en la mente infantil – lo cual puede ser sumamente difícil, – es precisamente LEGO.

Desde su primera cinta: La gran aventura Lego (2014), y luego con la adaptación de Lego: Batman la película (2017), se ha colocado en los primeros sitios; era un asunto obligado que lanzarán la segunda parte considerando cómo actúa Hollywood con lo que le funciona.

Debo confesar que desde la primera película de Lego me encantó la manera en que estos ladrillos de plástico cobran vida en los personajes de película. Pero más que eso, el mensaje final y la interacción con los seres humanos me dejó frio; no era una película más de aventuras, sino que realmente estaban contando una aventura Lego jugada por seres humanos de carne y hueso.

Justamente ese es el gran atractivo de esta segunda versión. Encontramos de nuevo al gran Emmet y a Tiro Libre embarcados en una aventura que no terminamos de entender muy bien al principio, pero que poco a poco vamos logrando adivinar.

El guión es una gran pieza de arte al lograr mezclar varios mundos, personajes y básicamente dos estilos diferentes de ver Lego. En esta cinta no sólo encontramos enseñanza, sino que le podemos aportar un aprendizaje a nuestros hijos e hijas del arte de jugar para convivir, conocerse, tolerar al otro y sobre todo hacer equipo.

Esta cinta dirigida por Mike Mitchell, alguien ajeno a la anterior producción, ha logrado encontrar su lugar en la saga. Si bien dicen que las segundas partes nunca son buenas, yo pienso que en este caso podemos hacer una excepción.

Sí hay algo bastante bueno en esta cinta, desde la historia hasta el impecable uso de la tecnología y las voces de los actores como: Jason Momoa, Chris Pratt, Elizabeth Banks, Channing Tatum, etc, hasta los distintos guiños que se hacen de otras cintas, véase Fury Road o Mad Max, hasta Saturday Night Live, Star Trek, Jurassic Park y otras tantas que aparecen por segundos para el cinéfilo experto.

Es una película que adultos o niños encontrarán algo que llame su atención, ya sea una remembranza a la década de los ochentas con el sonido, o bien alguna frase pegajosa de la película anterior, o tal vez un guiño de una cinta actual.

No dejo de disfrutar las películas de Lego, no por ser adulto, sino por tener una mente de niño, que me deja más aprendizajes y lecciones al verlo reflejado en unos muñecos hechos por computadora. Como verá la puedo recomendar ampliamente, no me cabe la menor duda, pero de eso a que se lleve un Oscar, lo dudo ampliamente.

La Favorita

La película más reciente del director griego Yorgos Lanthimos es La Favorita, que recibió diez nominaciones, igual que la película de Alfonso Cuarón, Roma. Sus anteriores cintas: Langosta (2015) y el Sacrificio del ciervo sagrado (2017) le preceden un gran prestigio, estas dos últimas si bien no recibieron Oscares si han tenido muchos premios y se consideran películas de culto.

Yorgos ha tenido buena suerte con los guiones y con los actores que ha podido convocar para sus películas. Me parece que por eso la expectativa creada con la Favorita. Mi impresión es exactamente la opuesta, creo que su última película es mucho menor que las anteriores y que si bien nos remite a recordar sus anteriores éxitos, no por ello quiere decir que sea mejor.

Esta historia de la reina Anna de Inglaterra, la última soberana de la casa de los Estuardo, es una película con un ritmo lento y aburrido a mi parecer, no hay el suspenso del ciervo sagrado ni mucho menos la tensión de la Langosta. Es una película donde podemos ver el duelo actoral de Emma Stone y de Rachel Weisz, dos experimentadas actrices que alterna con Olivia Colman, quien participó recientemente en la miniserie de Netflix, La Corona, también de la reina Inglaterra… pero que su carrera ha sido más bien televisiva.
Fuera de este gran duelo de actrices la película no mantiene un tono de interés.

En cuanto a lo técnico hay que reconocer un manejo experto de la cámara, varios grandes angulares que permiten apreciar las escenas interiores y exteriores con gran cuidado; pero sobre todo un gran trabajo en la edición de sonido. La integración de música clásica y de la época es lo más relevante del filme que merece escucharse varias veces.

La producción y el diseño son espectaculares cómo se han cuidado el maquillaje y vestuario de las actrices, sin embargo, no deja de destacarse los diálogos y la manera en cómo se desenvuelven las situaciones al interior de la cinta es lo que mejor puede observarse de ella.

En suma, tenemos una cinta entretenida con un dudoso final, con una gran producción de vestuario y de sonido, un duelo de dos actrices expertas, pero no tiene el impacto con el guión que hemos esperado en las películas de este director. Espero que le vaya bien en los Oscares, pero no es tan relevante ni tan perfecta como para que gane tantos.

#México #CINE #Actualidad #meditación #política