La Música del Silencio

Una de las películas biográficas más recientes es La música del Silencio, del director Michael Radford, que narra una parte de la vida del cantante de ópera Andrea Bocelli. La película nos ofrece un retrato íntimo  de este brillante cantante invidente y su lucha por encontrar su verdadera esencia y convertirse en lo que está predestinado.
Con una brillante actuación por parte de Toby Sebastian que encarna Andrea, hace un excelente papel al convertirse en el invidente que monta a caballo y que tiene una voz proverbial que estremece a propios y extraños. La cinta transcurre rápidamente desde su nacimiento y la descripción de su problema, pasando por la adolescencia y llega a la vida adulta sin saber qué hacer con su vida, pensando que ha perdido la voz en la adolescencia .
Surge entonces, un Antonio Banderas que encarna al Maestro de canto, que rescata la voz y el genio del cantante hasta impulsarlo al estrellato en el festival de San Remo y lo demás ya es la historia que conocemos. Con una impecable fotografía, una buena banda sonora y con un tino del director, seguramente asesorado por el propio Bocelli, la película nos deja una gran lección de que no hay imposibles para el talento, la disciplina y la valentía.
Si le gusta la música, o bien si es de los seguidores de este tenor italiano, no se arrepentirá de conocer un poco más de su vida, escuchar fragmentos de O sole mío o Nessum Dorma y podrá presumir que conoce de cerca a uno de los italianos más famosos del momento. Entonces le recomiendo que no se pierda esta cinta que seguramente estará muy poco tiempo en cartelera.

Maze Runner la cura mortal

Esta es la tercera y última entrega de la famosa serie de Maze Runner, o corredor de laberintos. Me interesaba ver en que terminaba por fin la historia que nos tenía en vilo desde el 2015. Recuerdo que vi el libro de esta película e intenté leer un par de capítulos, pero la verdad es que no me atrapó la escritura ni la trama en ese momento así que decidí esperar por la cinta que ahora se exhibe en las salas más importantes del país.

No se trata de una gran película que merece ser nominada al Oscar, si bien tiene actores consolidados o con mucho potencial como Thomas Brodie y Kaya Scoderlario, el guión es bastante predecible, aunque con algunos giros de tuerca interesantes que nos sorprende cuando ocurren, pero que luego continúa con la misma línea de las películas de humanos contra zombies, de infectados y no infectados.

Lo más destacable son los efectos especiales de toda la cinta, la construcción de una ciudad amurallada y algunas secuencias de acción que son particularmente emocionantes. No podemos hablar de grandes actuaciones dramáticas, ni tampoco de un desempeño actoral sobresaliente como puede mencionarse en las películas anteriores.

El caso de Maze Runner: la cura mortal, es una película más que llena las expectativas de su público y que puede llevar a su director – Wes Ball – a cumplir su sueño de haber realizado la trilogía el solo y consentir a sus fans.
Si quiere ver una película de acción o bien si vio las dos anteriores cintas ésta puede cubrir sus dudas y mostrar cual fue desenlace de todo este laberinto de películas; si la quiere omitir hay otras cintas que pueden gustarle más o llenar su deseo de entretenimiento, por que de la trilogía esta película no es, francamente, la mejor.

3 anuncios por un crimen

En realidad nunca había visto una película del director Martin McDonagh (En brujas 2008 y Sie7e Piscopatas, 2012) pero esta cinta es bastante recomendable. Vayamos por partes.
En principio, tiene un titulo muy potente: ¿Tres anuncios por un crimen? Aunque en inglés los refiere directamente al lugar donde ocurre el crimen – Debbing, Missouri –  pero la pregunta que inmediato surge es ¿Cómo tres anuncios por un crimen? Prácticamente toda la historia gira alrededor de los tres espectaculares que alquila una madre de un pequeño poblado, y ello crea una trama de enredos y destapa distintas personalidades, temores y aciertos de los personajes. Sin duda, una trama brillante, bien armada, donde nos podemos enamorar u odiar al violento policía Dixon o al buen enano James.

No cabe duda que el guión escrito por este director y llevado a la pantalla por él mismo fue central para el éxito de la historia, pero también lo son las actuaciones. Frances McDormand, después de su Oscar obtenido por Fargo (1996) demuestra su estatura actoral y dramática en toda su extensión, perfila un personaje con dolor, angustia, valentía, determinación y coraje a través de encarnar a Mildred Hayes, la madre que ha perdido una hija, asesinada seis meses antes en el pueblo de Ebbing.

McDormand hace gala de su humor negro, su dramatismo y su entereza por lograr su objetivo. Al lado de otro maestro de la actuación, Woody Harrelson (los Juegos del Hambre, Asesinos por Naruraleza, etc) nos presenta a un jefe de policía en sus últimos días y representa un personaje contundente y bien intencionado. No escapa la extraordinaria actuación de Sam Rockwell, quien ha trabajado en Iron Man 2, Milagros Inesperados (1999) y por supuesto Sie7e Psicopatas (2012) y que nos brinda una de sus mejores actuaciones a través del personaje Jason Dixon, que envuelve un extraño, incierto y a veces angustiante comportamiento para toda la historia.

Además de una buena fotografía, me parece que destaca sobremanera la selección musical, la cual, en muchos casos protagoniza varias escenas como un elemento central para darle mayor sentido dramático. No estoy seguro si tres anuncios por un crimen merezca ganar el Oscar  como la mejor película del año 2017, pero definitivamente si merece reconocimiento el guión, la actuación e inclusive la dirección, ya veremos que sucede, mientras tanto, no debe perdérsela….

El pasajero

Ya es un lugar común ver a Liam Nesson como un actor de cintas de acción, parece haber reemplazado a Van Dame o Steven Segal. Quien no recuerda a Nesson en su papel de la Lista de Schindler (1993) que lo lanzó a la fama, dirigido por un Steven Spielberg en los años noventa.

Liam Nesson en los últimos años se ha caracterizado por actuar en estas cintas – Búsqueda Implacable 1, 2, 3; Sin Escalas; un día para Sobrevivir, entre muchas – sin embargo, en el caso del El pasajero vemos una actuación distinta. Un expolicía casi olvidado, sin artes marciales, con escaso entrenamiento y que va improvisando en el camino todas sus acciones.
El director español Jaime Collet-Serra no es un improvisado. Ya lo había dirigido antes en Sin Escalas (2014) y en Desconocido (2011), por lo tanto conoce del cine de acción, por eso me extraña sobremanera que tenga un guión tan predecible y tan extraño a la vez; por un lado, es original que todo transcurra solo en el tren – aunque nos recuerda asesinato en el Expreso de Oriente – en un recorrido entre Nueva York y alguna ciudad un tanto lejana donde habita el personaje, pero que luego la trama se enreda con corrupción, encubrimiento y crimen.

Me parece que el thriller cumple con su función de entretener y nos regala a un conjunto de actores, como el propio Nesson, pero además de incluir a la bella Vera Farmiga en un pequeño papel, a Patrick Wilson (El Conjuro 1, 2) como el amigo policía y actores jóvenes que destacan compartiendo el trayecto con Liam.
Fuera de eso, no hay nada más que destacar. Si no tiene nada que hacer, puede comprarse unas palomitas y rentarla ahora que aparezca en la pantalla chica.

La forma del agua

Una manera de acercarse al cine es ver películas de autor. A eso se le llama cuando encontramos películas que siguen una misma línea tanto de personajes, como de temática, yo diría que siguen un mismo estilo que construye un director.

Es el caso de Guillermo del Toro, que nos comparte su visión del cine de monstruos. A través de la ciencia ficción, este escritor, guionista y director nos ha regalado gran parte de su arte a través de personajes míticos y misteriosos. Quien no recuerda el ya clásico Laberinto del Fauno, que puede ser la película que lo lanzó a la fama de directores de Hollywood.

Sin embargo, sus películas más recientes como la Cumbre Escarlata (2015) y Titanes del Pacífico (2013) tienen un contenido más comercial que dejaba fuera el cine que realmente quería hacer del Toro. Tanto es así que comenzó a hacer caricaturas como TrollHunters que podemos ver en Netflix y que relata la historia de unos niños que cazan  ciertos monstruos.

Con la forma del Agua, Del Toro nos entrega una película más refinada y cercana a su filmografía, basada en monstruos pero ya no desde el punto de vista brutal y grotesco. En esta cinta, el director nos entrega una mezcla de romance, acción e intriga.

Al parecer Del Toro ha madurado en su forma de presentar a las criaturas extrañas e incluso las ha humanizado de alguna forma. La forma del Agua, nos describe esta relación amorosa entre un monstruo y una mujer madura. Alcanzando a tocar las fibras sensibles del espectador en temas como la soledad, la marginación, la lucha por el conocimiento y la ambición, enmarcado en la lucha de la guerra fria.

La cinta muestra un equilibrio entre el guión, la música y la escenografía. Como siempre, Del Toro, nos muestra estos planos oscuros, nocturnos que tanto le gustan; pero no deja de sorprender el sutíl manejo sonoro, recoger viejas canciones de la época y vincularlas con escenografías magníficas y un buen detalle en cada uno de los personajes. La construcción de este mítico “monstruo” cuya historia conocemos por los años cincuenta es perfecta, con un maquillaje y un traje con lujo de detalles.

Es indudable que la actuación se la lleva Sally Hawkins, en una espléndida interpretación de Eliza Esposito, quien con cero diálogos, nos brinda la mejor actuación de su vida. Su rostro y manos nos dicen prácticamente todo. A su lado, la veterana actriz Octavia Spencer, hace una mancuerna perfecta entre ambas para deleitarnos con su amistad y entrega a los dos personajes.

No puedo dejar de reconocer que la banda sonora de la cinta es magnifica, Del Toro supo escoger aquellas melodías que le dieran sentido a su película, a cada secuencia, pero sobre todo marcar las imágenes que buscan perdurar con un sonido espectacular.

Los admiradores de este director mexicano dicen que es uno de sus mejores trabajos, lo llaman perfecto e incluso poético. No sé si lo podría alabar tanto, pero a mi me parece una gran película, creo que es su mejor película hasta ahora, lo que hace en uno de mis directores favoritos – sobre todo por ser mexicano – y espero que reciba muchos Oscares por esta cinta.

Extraordinario

Pocas veces hay películas que tienen varios mensajes simultáneos tan importantes como ésta. El caso de “Extraordinario” del novel director y guionista Stephen Chbosky nos conduce hacia varias ideas clave en toda la película.
Lo podemos ver en el trailer que se trata de un pequeño con una deformación facial y cómo se enfrenta al terrible mundo de la escuela, donde, seguramente, los otros niños le molestarán y se burlaran de su apariencia.
Una cinta que bien podría catalogarse como el ícono del bullying estudiantil tan de moda en estos días, se ve claramente expuesta tanto en la familia como en los salones de clase. Aunque la problemática de “Augie Pullman” no sólo es bullying, sino que tiene un conjunto de síntomas que aquejan a cualquier sociedad: la discriminación, la indiferencia, la falta de valores, el valor de la amistad, el perdón, la entrega de la madre y su abnegación, el equilibrio en la familia, etc.
Con dos titanes de la pantalla: Julia Roberts y Owen Wilson esta cinta narra las aventuras de este niño que está a punto de hacer vida social en una escuela de Estados Unidos. Pero quien se lleva la película es el joven Jacob Tremblay, a quien ya habíamos visto en el “Libro de Henry” como el hermano Peter Carpenter, en una actuación memorable que seguramente lo puede nominar al oscar este año.
Me parece que además del mensaje entrañable y directo que tiene esta película, hay una rara combinación con un guión bien estructurado que permite llevar la historia y los pequeños giros de tuerca hasta un final inesperado pero que cierra perfectamente la cinta.
Si hay una buena película que no debe perderse tanto en las salas como en el video es Extraordinario, le puedo garantizar que no lo dejará indiferente.

Jumanji en la Selva.

Vale la pena decir que Jumanji en la Selva, es una película diferente a la que apareció en 1985 con el extinto Robin Williams, quien recuerda esa cinta donde un juego se “traga” a los participantes y los envuelve en este misterio, pues ahora años después se trata de una adaptación de la misma idea, pero directamente vinculada con la jungla.
En este contexto, Jumanji en la Selva se convierte en una comedia y deja de ser una película de aventuras como debiera ser si busca seguir la secuencia de su antecesora. En realidad, es lo que salva a este largometraje, pues la comedia protagonizada por un Dwayne Johnson, Kevin Hart y Jack Black hacen de las escenas un buen entretenimiento.
Unas carcajadas se pueden escuchar en la sala de cine al ver una buena broma y elementos sarcásticos. El guión nos plantea cada una de estas secuencias que lleva de la mano la historia de cada uno de los personajes. Sin embargo, Jack Black, en su papel del profesor Shelly Oberon, se lleva la cinta al interpretar a una chica que toma su “cuerpo” durante el juego.
Otra actuación que merece destacarse es la de Karen Gillian a quien habíamos visto en Guardianes de la Galaxia como Nébula, pero que ahora en su apariencia humana, impacta su fortaleza y su capacidad de gimnasia para todas las secuencias de lucha que tiene que realizar.
Sin duda alguna extrañamos al buen Robin Williams que pudo haber quedado perfecto en cualquier papel dentro de la cinta, pero Jumanji en la jungla, nos puede sacar de la tristeza de que acabaron las vacaciones de invierno y regalarnos una buena carcajada para el resto del día.

Star Wars: Los últimos Jedi

Antes de cualquier cosa debo hacer la advertencia: soy un fan de Star Wars. Desde su primera cinta en 1977 he seguido con detenimiento esta saga de ciencia ficción que ha marcado nuestro siglo y nuestra generación.
Por eso espero con tanta pasión cada una de las cintas para vivir un poco el pasado y el futuro. Para entender un poco más de la “fuerza” y sobre todo para alimentar la permanente ilusión de que algún día viajamos al espacio.
Esta cinta no me defraudo, ni tampoco cubrió totalmente mis expectativas, pero sin duda no me ha dejado indiferente. Vayamos por partes.
Creo que el guión busca dar varios giros de tuerca interesantes, pero también alimentar a los fanáticos de la serie con nuevos personajes y con aspectos clave. Nos quedamos en que Rey llegaba a la isla donde Skywalker vivía y seguramente recibiría un entrenamiento Jedi, pero la cinta va más allá, como siempre, se divide en tres historia que corren simultáneas en toda la película. Incluso se llegan a plantear ideas como que en las guerras todo es negocio y no importa quien gane o pierda, los que siempre saldrán beneficiados serán los que vendan armas.

Por el lado de los efectos especiales siempre son una garantía y se han ido puliendo con cada nueva entrega. No sólo tenemos un despliegue espectacular de tecnologías, sino el uso de elementos novedosos en los pequeños monstruos – Borgs – y en nuevas animaciones que veremos correr a lo largo de la cinta.

Los actores que se roban la pantalla son Carrie Fisher y Mark Hamil, sin embargo, pienso que en esta cinta en particular llevan un peso fundamental Adam Driver, quien interpreta a Kylo Red y Oscar Isaac quien se lleva las palmas por interpretar al famoso piloto Poe Dameron. Sin embargo, la presencia de Benicio del Toro, le otorga una frescura inusual y le aporta a la cinta grandes momentos. No menos importante es Domhal Glesson , a quien vimos en About the Time, interpretando al General Hux y sobreviviendo al líder supremo y a unos cuantos dictadores nazis. También se trata de la última película donde aparece Carrie Fisher quien falleció recientemente y a quien está dedicada la cinta.

En cuanto al director, me parece que Rian Johnson, con una escasa filmografía y experiencia hace un trabajo impecable. Aunque francamente me gusto mucho más la dirección de J.J. Abrahams en la anterior película El despertar de la Fuerza (2015). Si bien la dirección Johnson cumple, seguramente se deberá al trabajo combinado de director y productor, así como un amplio equipo de la empresa Disney por entregarnos un producto perfecto, detallado al máximo y que obligue a continuar admirando la saga iniciada por George Lucas.
Sin duda alguna, los últimos Jedi, rompe con muchos estereotipos de las películas anteriores, cambia la historia y nos lleva a situaciones inimaginables. Estoy convencido de que Star Wars sigue siendo un punto de inflexión en el cine de ciencia ficción en la actualidad, y que nos devuelve el gusto por la pantalla grande después de ver a tantos heroes, el regreso de la fuerza está presente.

Overdrive o la Gran Fuga.

Hubo varias cosas que llamaron mi atención sobre Overdrive, en primer lugar que no se trataba de una película de Hollywood con los vicios y problemas tradicionales que traen estas cintas de acción, tampoco se puede decir que sea una cinta de arte, pero al menos, el trailer mostraba un estilo diferente de una historia muy parecida a la de Rápidos y Furiosos de Vin Diésel. Por eso le quise dar la oportunidad de entender esta nueva apuesta de automóviles.
En segundo lugar, cuando ví que estaba en los créditos Scott Eastwood, uno de los hijos ilegítimos del afamado actor y director Clint Eastwood, pues me convenció de verla. Ya había visto la participación de este joven actor en una cinta de su padre Gran Torino, hace unos años, y me sigue sorprendiendo el parecido a su padre, sus guiños, su sonrisa, la forma de interpretar los personajes nos muestran a un potencial actor con mucho futuro.

El director de la cinta, Antonio Negret, es un colombiano de 35 años que también promete ser un director con gran futuro. La dirección de Overdrive es intensa, con guiños a viejas películas y persecuciones de autos, mucho más cuidada se quedan los aspectos de las carreras de autos y las chicas bonitas de Rápidos y Furiosos, pero conserva el típico guión de ladrones de autos, donde se idolatra la belleza física por encima de la inteligencia y por supuesto la pericia técnica y la habilidad de engañar al otro.

Sin embargo, a pesar de tener los componentes de una historia de ladrones, la película nos regala varios giros inesperados, interesantes y que le dan vida para impulsar la incertidumbre del espectador. Creo que la combinación de este buen guión, con la música de la cinta y sobre todo con una gran fotografía de ciudades europeas ofrece al espectador un deleite visual impresionante, que bien vale la pena ver en esta época.

La liga de la Justicia

No importa si se trata de Batman, la mujer maravilla o Aquaman, lo importante es verlos juntos en una sola película. Eso es lo que pensábamos cuando vimos en las caricaturas de los años ochenta a estos superhéroes que salían a defendernos de los villanos más extraños y poderosos.
Seguramente por eso el éxito de esta cinta, por que tiene la misma lógica que antaño: ser testigos de esta mágica reunión. No veo otra cosa. Con un guión predecible después de la segunda mitad de la cinta y un elenco por demás conocido – Ben Affleck, Gal Gadot, Henri Cavil, Jason Momoa – es difícil no intuir como acabará esta película.
Por otra parte, estoy seguro de que el vincular tanto a las amazonas de la mujer maravilla, como a nuevos superheroes – Flash y Ciborg – permite extender un poco la duración de la película y darle más “aire” a los personajes. Un asunto aparte son los efectos especiales que si bien ya son tradicionales en este tipo de películas, quedan bastante reducidos y es evidente su uso por parte de los distintos actores en diversas situaciones.
Lo más rescatable a mi juicio es un equilibrio entre el humor y la relación entre los personajes. A diferencia de las cintas de Marvel, donde el sentido de humor negro y la burla de los mismos personajes hace que se caiga la cinta y cuando menos el falso estigma de admiración que alguna vez sentimos por ellos – como era el caso de Superman o la mujer maravilla – en esta cinta si bien hay momentos de humor no se pierde la figura del personaje de héroe fantástico ni tampoco su rol en la pantalla grande.
La liga de la justicia no se convertirá en una cinta de culto, sino en una más de las películas de super héroes de esta temporada. Será la que comience a reunir a estos personajes y que tenga una mezcla de continuación de una historia en la cual queremos ver donde terminan los siguientes capítulos, pero tal vez en unos años resulte que sea una de tantas cintas de superhéroes. Nada que destacar en sonido, ambientación, ni mucho menos dirección, estoy seguro de que no figurará en los Oscares, pero si le gusta este tipo de cine, bien vale la pena tan solo por ver a la mujer maravilla en acción.